fbpx
Repatriación y traslado de cuerpos: ¿cuál es el procedimiento?

Repatriación y traslado de cuerpos: ¿cuál es el procedimiento?

Si un ser querido muere fuera de su país de residencia, puede darse una situación confusa y complicada. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la repatriación, cómo funciona el proceso y cuál es la diferencia con el traslado de cuerpos.

¿Qué es la repatriación?

«Repatriación» es el término utilizado cuando se transfiere a una persona fallecida a su país de origen. En estos casos, las funerarias son las que se encargan de brindar apoyo mediante el enlace con la embajada del país, las aerolíneas y los oficiales forenses en nombre de la familia.

Si el fallecido murió en el extranjero, pero deseas enterrarlo o incinerarlo en España, deberás organizar la repatriación del cuerpo. Si la persona estaba de vacaciones cuando falleció, deberás verificar si tenía seguro de viaje y si su póliza cubre los costes de la repatriación.

Hay varios pasos a seguir para repatriar un cuerpo desde el extranjero. Pueden variar ligeramente según el país donde muera la persona; sin embargo, es importante que los sigas correctamente para asegurarte de que el proceso sea lo más sencillo posible.

Cómo repatriar un cuerpo desde el extranjero

1. Notificar a las autoridades

Deberás ponerte en contacto con las autoridades locales del país donde falleció la persona para que puedas registrar la muerte. La embajada española también debería poder ayudarte en el proceso.

2. Organizar los documentos requeridos

Deberás tener toda la documentación en regla antes de traer a la persona fallecida a casa desde el extranjero. La documentación necesaria es el certificado de defunción, el permiso para transportar el cuerpo, la notificación al forense de España y el pasaporte del difunto.

3. Transportar al difunto

Generalmente, el fallecido es transportado en avión, aunque también es posible que el cuerpo viaje por carretera o mar.

repatriación de cuerpos en avión

4. Organizar el transporte desde el aeropuerto

Recoger al ser querido en el aeropuerto a menudo se hace usando una ambulancia privada o, en algunos casos, un coche fúnebre.

Al recibir los documentos del fallecido y los que lo acompañan, tendrás que verificar si los documentos están traducidos al español. Si no lo están, habrás de encargar su traducción. Después, toda esa documentación relevante será suministrada al forense local.

5. El forense decidirá si se necesita una investigación o una autopsia

El forense revisará los documentos suministrados y decidirá si se necesita practicar una investigación. Si va a realizarse, se organizará antes de que el cuerpo pueda ser liberado para cremación o entierro.

6. Organizar el funeral

Puedes comenzar a hacer arreglos para el funeral antes de que comience el proceso de repatriación. Probablemente, una funeraria ya te habrá ayudado con la repatriación, de modo que también pueden brindarte orientación sobre cómo organizar el funeral.

¿Cuánto cuesta repatriar un cuerpo?

El coste de la repatriación depende de varios factores. Estos incluyen a dónde va el fallecido, qué ataúd elige la familia y si el ataúd debe estar sellado herméticamente. Es difícil orientar sobre los costes, pero pueden rondar los 3000 euros.

¿Qué es el traslado de cuerpos?

El traslado de cuerpos ocurre cuando el fallecimiento sucede en un lugar diferente a donde va a ser enterrada la persona, ya sea a nivel nacional o internacional. Esto solo puede ser tramitado de manera oficial a través de un tanatorio.

Cómo se realiza un traslado funerario

Si quieres realizar este proceso a través de una funeraria, primero tendrás que darle tu autorización como familiar. Luego, la funeraria se pondrá en contacto con la entidad donde se encuentre el cuerpo para realizar el traslado. Además, se requiere seguir los siguientes pasos:

1. Documentación

Para realizar el traslado, en primer lugar habrás de rellenar un formulario. Ahí se especifican algunos datos importantes para que el traslado se realice correctamente. Por eso es más sencillo realizarlo por medio de una funeraria.

2. Identificación

Algún familiar deberá acudir hasta al lugar donde se encuentre el cuerpo para reconocer al cadáver.

3. Procesos tanatológicos

Al cuerpo se le realizan unos procesos propios de la tanatología para alargar su periodo de descomposición. Así, durante el velatorio, el funeral y la inhumación o cremación, el cuerpo no desprenderá olores desagradables producidos por la descomposición.

¿Cuánto cuesta trasladar un cuerpo?

El precio depende de varios factores, desde el coche fúnebre que se contrate hasta la distancia que deba recorrer o el tipo de desplazamiento. Cada funeraria determina su tarifa por kilómetro realizado e incluso puede contar con una tarifa mínima. De este modo, en el precio se incluyen los kilómetros que van a realizarse.

En el caso de los traslados internacionales, estos supondrán mayor gasto que los de nivel nacional.

Lo primero que debes tener en cuenta si necesitas realizar un proceso de traslado o repatriación de cuerpos son las dificultades que puedes encontrar al llevarlo a cabo. Por eso, te recomendamos contactar con una empresa funeraria para que se encargue de seguir estrictamente el protocolo, como Funeraria Abrisa.

Añadir Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WhatsApp Contáctanos por Whatsapp